title

ELMEC ADQUIERE UN TORNO MULTITAREA MULTUS U3000

Para herramientas especiales, soluciones especiales

La industria automotriz busca ser más ligera. Esto exige componentes más livianos y el mayor uso de metales como el aluminio. Para adaptarse a estos cambios, las herramientas de corte para maquinados también cambian, pero de la misma manera cambian sus procesos de fabricación. El fabricante de herramientas especiales ELMEC, está enfrentando estos cambios con los centros de maquinado más flexibles en el mercado.

ELMEC es una empresa familiar con más de 45 años de experiencia.  Desde su creación, en la ciudad de Pachuca, Hidalgo, se dedicó a la fabricación de herramientas especiales, mercado en el cual son indiscutibles pioneros en México. Con el crecimiento de la industria automotriz, la empresa fundada por Joaquín Tellería Armendáriz encontró también un rápido desarrollo y expansión, a la vez que cultivaron un amplio conocimiento en la fabricación de herramientas de corte para procesos de maquinado.

En ELMEC siempre observan las necesidades del mercado con la finalidad de alinearse a ellas y poder satisfacer la demanda.  Con los cambios en los materiales empleados en la fabricación de automóviles, llegó también la necesidad de herramientas diferentes, como las de diamante policristalino (PCD). Esto exigió el uso de tecnología que les permitiera producir las herramientas solicitadas por sus clientes.

“Solo teníamos una línea de producto, que era herramienta de corte de carburo de tungsteno. Sin embargo, cada día se fabrican más autopartes de aluminio con un porcentaje de silicio, debido a que son más ligeras y reducen el uso de combustible de los coches”, explica Ferré. La incorporación de dichas herramientas en la manufactura de nuevos componentes significó también beneficios importantes para los fabricantes, pues las herramientas PCD tienen una mayor vida útil que las de carburo, producen mejores acabados y mantienen las dimensiones más exactas. “Por esta razón, son cada vez más demandadas por nuestros clientes. Sabíamos que teníamos que contar con esta línea de producto”.

Para la fabricación de las herramientas de diamante policristalino es necesario adquirir un tipo de maquinaria distinto al que se utiliza comúnmente para producir herramientas de carburo de tungsteno. Dicho de manera muy sintetizada, es necesario incorporar operaciones de maquinado, un cambio frente a operaciones que son de afilado y rectificado típicamente.

Carlos de Santiago, Ingeniero comercial de la empresa HEMAQ, quien estuvo a cargo del proyecto, comenta que los integrantes del equipo técnico en ELMEC están muy preparados y con un alto grado de expertise en todo lo relacionado con tecnologías para máquinas herramienta. “Sin embargo, también son muy abiertos para escuchar propuestas que les ayuden a solucionar sus retos en producción”.

ELMEC tiene una planta renovada y varios equipos especiales de afilado y rectificado de herramienta de la más alta calidad. Son, sin duda alguna, profesionales muy exigentes y comprometidos con la calidad, según lo expresa De Santiago. Para el cambio con el nuevo proyecto se consideró, entre otras cosas, un centro de maquinado para fabricar los cuerpos de acero en los cuales se sueldan los insertos de diamante.

“Yo estaba buscando una máquina de muy alta precisión y lo más flexible posible para obtener un producto que fuera lo menos laborioso para la preparación”, explica Ferré. Entonces se tomó la decisión de adquirir un equipo torno fresa, que les permitiría reducir los tiempos de preparación, capaz de maquinar geometrías complejas y asegurar también la calidad de sus herramientas.

Se eligió el equipo MULTUS U3000, un torno multitarea con amplias rutas de desplazamiento. Con esta máquina es posible desbastar barras de metal para generar diversos diámetros y escalones en operaciones de torneado, añadiendo un proceso de fresado para la estructura de la herramienta como los alojamientos de los insertos de PCD. “En una sola máquina y en un único montaje. Además, son máquinas muy rígidas, lo que es muy bueno para la precisión del maquinado y los acabados”, señaló el director de Operaciones de ELMEC.


ENTENDER LA NECESIDAD

Carlos de Santiago relata que para el equipo de ingeniería de HEMAQ, el proyecto les permitió poner a prueba sus habilidades de desarrollo de soluciones, pues más allá de colocar una máquina, siempre es crucial entender la necesidad de su cliente, para así delinear la aplicación y luego recomendar la tecnología adecuada.

Además, “estamos hablando de una empresa cuyos productos son hechos a la medida. Muy rara vez se trata de altos volúmenes”, advierte el ejecutivo. Es importante tener en mente que ELMEC se enfoca en la fabricación de herramientas de corte especiales y no de catálogo.”

Carlos De Santiago señala que para los procesos de maquinado para las nuevas herramientas PCD, lo ideal sería instalar una máquina versátil que, además de realizar operaciones de torneado, permitiera hacer barrenos para venas de lubricación y refrigeración (de las herramientas a fabricar) con diferentes ángulos, y maquinar alojamientos para la colocación de los insertos de corte, con estructuras especiales para el desalojo de rebaba.

Definitivamente, requerirían una máquina multitarea, que les permitiera fresar y tornear al mismo tiempo. “En ELMEC ya tenían algunas ideas sobre las máquinas que querían adquirir. También tenían muy clara cuál era su necesidad”, recuerda De Santiago, quien reconoce la elevada capacidad técnica de los ingenieros del fabricante de herramientas.

No obstante, tal como lo comparte José Luis Ferré, no habían pensado en un centro de maquinado que les permitiera tornear y fresar en un solo montaje. “Llegué con la gente de HEMAQ con una idea en mente. Pensaba en una máquina de 3 ejes. Me gustaba la GENOS M560-V y pensaba en la posibilidad de incorporar un cabezal rotativo con inclinación para incorporar un 4to y un 5to eje. Pero la dificultad se presentaba con la integración en el CNC. Mis conversaciones con ellos empezaron por ahí”.

Para ayudar a desarrollar la solución, además del equipo de HEMAQ y de ELMEC, a las reuniones de trabajo se sumaron directivos del fabricante OKUMA, como Richard Estes, gerente general para Latinoamérica y Jorge Bellini, gerente en México. Derivado de esas conversaciones concluyeron que la mejor opción era un centro de maquinado MULTUS U3000.

Revisaron con cuidado todos los detalles, incluyendo aspectos de las guías lineales, los husillos, los encoders, las reglasdigitales, los recorridos, los ejes, etcétera. Un elemento destacado también fue el sistema CAS (Sistema Anti-Colisiones, de sus siglas en inglés). Este sistema incorporado en el equipo de OKUMA, evita las colisiones por medio del control OSP, que incluye datos del modelo del equipo en 3D, así como de los componentes de la máquina, tales como chucks, torreta, contrapuntos, e incluso la pieza de trabajo. De esta manera, es posible realizar simulaciones en tiempo real identificando y evitando colisiones y transferencias.

El equipo también cuenta con También cuenta con el sistema TAS (Concepto termo-amigable, de sus siglas en inglés), con lo que se logra un
rendimiento estable en funcionamiento continuo. Los equipos MULTUS están equipados con sensores térmicos y software especial para neutralizar posibles desviaciones térmicas, esto significa que la máquina puede funcionar sin un entorno especial.


Ferré considera que otra de las ventajas que la máquina de OKUMA es su rigidez y estabilidad, pues debido a que están maquinando cuerpos de acero de alta dureza (42 HRC), les asegura no solo confiabilidad en la precisión de sus piezas, sino una mayor durabilidad de los equipos.

EL VALOR DEL SERVICIO

Cuando se adquiere este tipo de equipos de alta tecnología, el servicio post venta siempre es un factor clave y de valor intangible. El director de Operaciones de ELMEC confirma que el involucramiento del equipo técnico de HEMAQ tanto antes, como durante y posterior a la implementación de la MULTUS U3000 de OKUMA, resultó sustancial. “Empezando desde haber elegido la máquina adecuada, hasta el tema de capacitación y ayuda cuando se presentan cuestiones técnicas que no podemos resolver.  Además, me gustaría destacar, que son muy abiertos a retroalimentación; realmente nos escuchan y actúan cuando tenemos sugerencias y observaciones”.

Ferré, quien ahora tiene línea directa con Gilberto Acosta, gerente de Servicio de HEMAQ, explica que en un par de ocasiones tuvieron que volver a configurar la máquina luego de que el equipo de ELMEC realizará un cambio de montaje. “Ellos vienen y vuelven a cilindrar o alinear todo perfectamente, interpolan los 5 ejes y hacen todas las rutinas de calibración necesarias”.

La curva de aprendizaje, por lo tanto, ha sido muy rápida. “Tenemos un operador con conocimientos de CNC y que manejaba una fresadora manual. Para él, pasar a la MULTUS U3000 de OKUMA, no fue tan complicado”, aseguró el directivo de ELMEC.

Actualmente, la máquina ya se encuentra trabajando al 100% y se ha convertido en elemento clave en el negocio del fabricante hidalguense, puesto que ahora pueden atender al mercado de creciente demanda de herramientas especiales PCD.

Con la generación de más componentes de aluminio derivada del esperado crecimiento de la demanda de automóviles eléctricos, es claro que las herramientas especiales de PCD serán más requeridas. Luego de la experiencia positiva y una vez que el mercado reactive el ritmo y crecimiento, en ELMEC podrían adquirir más máquinas OKUMA. Ferré puntualizó que “ya después de todo lo que vimos, tras la instalación, la configuración y luego de pasar la curva de aprendizaje, estamos preparados para adquirir una segunda máquina en cuanto lo necesitemos. A nosotros nos gusta trabajar con la misma tecnología, para poder mantener un crecimiento de manera transparente y mantener una oferta de herramientas de calidad para nuestros clientes”. 

Somos HEMAQ, Somos Creadores